cuestiones veraniegas

CIRUGÍA PALPEBRAL Y FILTROS, BAÑOS, GAFAS DE SOL Y OTRAS CUESTIONES VERANIEGAS

Ahora que estamos inmersos en pleno verano, mucha gente se plantea si esta es una buena época para someterse a cirugía palpebral. Por una parte puede ser buena aprovechando el parón vacacional por tener días de sobra para la recuperación, pero también surgen dudas como si el sol y el calor afectarán a la cicatrización, si uno se puede bañar, qué gafas de sol usar, etc.

Yo pienso que el mejor momento para someterse a una cirugía (excepto en procedimientos urgentes en los que no podemos elegir fecha) es cuando el paciente lo prefiera, cada uno tiene sus cuestiones, sus costumbres, su vida, y lo que para uno va bien en un momento para otro puede ir fatal. Habría que poner varios temas sobre la mesa, sopesar pros y contras y decidir, pero vamos a intentar contestar a algunas preguntas que me hacen con frecuencia mis pacientes en estas fechas y que quizás os ayuden:

  • Quiero operarme de los párpados y me va bien aprovechando las vacaciones de verano, pero con este calor y el sol no sé… ¿qué debo hacer?

Es cierto que el calor y sobretodo el sol no son buenos amigos para la cicatrización de las heridas, pero no es menos cierto que existen muchos métodos para protegernos, como evitar la exposición al sol entre las 10 y las 16 horas aproximadamente, usar filtros solares con factor de protección elevado, ropa clara, sombreros, gafas de sol… Así que teniendo ciertas precauciones, en principio no existe contraindicación para operarse en estas fechas, y si va bien por motivos laborales o personales… ¡Adelante!

  • Me acabo de operar de los párpados, ¿puedo bañarme?

Esta pregunta es muy frecuente, y también lo es en invierno, la gente pregunta si puede ducharse estando recién operada… Vayamos por partes. Todos hemos sido niños, y hemos tenido esas heridas en las rodillas, codos… Y nos hemos seguido bañando en la playa y piscina, ¿cierto? ¿Y qué pasaba con esas heridas? Pues que se maceraban en el mejor de los casos, o se infectaban en el peor, y tardaban en curar semanas… Así que no, no debemos sumergir una herida por largo tiempo en agua porque pueden aparecer problemas como infecciones o cicatrices anti-estéticas. Esto no significa que no podamos bañarnos, si nos han operado los párpados, podemos bañarnos sin meter la cabeza, un ratito corto, con cuidado, y si caen cuatro gotas sobre una herida (siempre que no sean de aguas contaminadas, ojo con las piscinas…) tampoco pasará nada si la secamos bien después, usemos el sentido común. Haciendo una similitud, respecto a ducharse recién operado, el agua limpia no es mala, las heridas hay que mantenerlas limpias y secas, podemos (¡y debemos!) ducharnos, simplemente no dirigir el chorro de agua a presión sobre las heridas, ir con cuidado, no estar media hora dándose un baño de vapor, y al salir secar con cuidado la herida y listo, de nuevo sentido común… Por lo tanto, quizás exceptuando los primeros 2-3 días en los que uno casi no quiere ni salir de casa si está recién operado, no hay que hacer grandes dramas y con algo de cuidado podemos hacer una vida casi normal en este sentido.

  • ¿Tengo que aplicarme alguna crema sobre la cicatriz?

En este tema también hay grandes mitos creados. Mientras la piel está curando, tiene los puntos de sutura, está inflamada, etc, lo cual suele durar 1-2 semanas, sólo se debe aplicar lo que haya recomendado el cirujano, que probablemente serán antibióticos, povidona yodada o algo similar. Pasado este tiempo, las cicatrices “frescas” hay que protegerlas del sol, y la mejor protección es evitar la exposición o tapar la cicatriz de manera física. No existen evidencias claras de que las lociones o cremas a base de Aloe Vera, aceite de Rosa de Mosqueta, o similares, realmente mejoren una cicatriz que esté curando bien, pero sobre gustos… Y desde luego que daño no tienen por qué hacer estos productos, así que se pueden ir aplicando Sin problema. Por último, aunque los filtros solares no pueden aplicarse dentro de los ojos, en cicatrices perioculares que no estén muy cerca de las pestañas, con mucho cuidado y con ayuda de un bastoncillo de algodón o similar, podemos aplicar filtros con factor elevado que ayudarán a proteger de la radiación solar.

  • Me acaban de operar de los párpados, ¿debo ponerme gafas de sol?

Las gafas de sol son un buen mecanismo para proteger nuestros ojos y párpados de las radiaciones solares y debemos usarlas, ¡pero no solo si estamos operados! Las únicas particularidades si vamos a usar las gafas para proteger las heridas de los párpados son que deben de ser bastante grandes, para que cubran toda la zona operada. No pasa nada si las gafas se apoyan en heridas de la nariz como las que hacemos en cirugía del lagrimal, siempre que la presión no sea muy importante, recordemos que una ligera presión sobre una herida que está curando es un buen método para favorecer la cicatrización. Por último, y nuevamente esto no solo es aplicable a los periodos del postoperatorio, sino siempre que usemos gafas de sol, es muy importante usar gafas con filtros homologados que protejan de forma eficaz frente a las radiaciones (normalmente vienen con un sello y son los que se venden en cualquier óptica o tienda “seria”), si se usan gafas con filtros “malos”, sin homologación ni controles de calidad, esto puede ser incluso peor que ir sin gafas, ya que los cristales tintados harán que se dilate nuestra pupila, entrará mayor cantidad de radiación en nuestros ojos, y si dichos cristales no filtran estas radiaciones habrá un mayor efecto nocivo para nuestros ojos, así que gafas de sol si, ¡pero de calidad!

Podríamos seguir hablando de estos temas largo y tendido, pero seguro que ya estáis deseando salir para daros un baño, tomar unas cañas, o tostaros al sol… Así que espero haber solucionado algunas dudas veraniegas y recordar… ¡No olvidéis la gorra, las gafas de sol (buenas) y la crema protectora solar!

Feliz verano

Acerca del autor:

Deja un mensaje

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

EMPIEZA A ESCRIBIR Y PRESIONA ENTER PARA BUSCAR